4 de julio de 2018

'Ventanas' hacia otras ventanas de Glenda Galán

Si te asomas a una ventana te encuentras ante una apertura mayor que la del espejo, aquella otra imagen recurrente en la literatura desde que Narciso se enamoró de su reflejo en la superficie del agua y enloqueció. Un espejo te devuelve una ilusión, pero una ventana se abre hacia otro mundo. Es el truco: las ventanas son buenas para mirar hacia afuera y hacia adentro. Siempre que te asomas a una crees que miras, pero no te das cuenta de que también eres mirado.

'Ventanas' de Glenda Galán
Es un promisorio concepto este que se propone en el libro "Ventanas: Entrevistas de Glenda Galán a escritores latinoamericanos".

La entrevistadora nos mira y nosotros la miramos. Más allá del marco están los espacios que habitamos, los vacíos que encierran y lo que se insinúa en las sombras.

Es este libro de Galán un deleite de voyeurismo literario donde podemos asomarnos al alféizar de cada autor --ya sea en Miami, Nueva York, Paris o Santo Domingo -- y ver mucho o ver poco, adivinar o suponer, quizás entender algo nuevo, pero sobretodo quedarnos picados de curiosidad por lo que escriben. En este libro se encuentran voces e ideas multiformes, a veces complementarias y otras divergentes, de  creadores que sufren y gozan la común obsesión de escribir en una imaginaria urbe latinoamericana. El libro, complementado por las interpretaciones que son los retratos pintados de Jennie Santos, nos presenta rostros conocidos y por conocer desde el punto de vista de una dominicana en Miami, que, ya veremos, comparte la adicción por lo que ella llama "el placer de escribir".

La contraportada
Yo estoy en el libro, aunque voy a ser franco, al leerlo me he preguntado más de una vez: "¿y qué hago yo aquí?" Mi mejor respuesta es que tuve la suerte de que la autora se desviara por una calle de Manhattan en la que pudo asomarse a esta ventana empañada. Reúne ella en su libro a escritores con mucho más trayectoria, galardones y créditos en su haber.

No puedo nombrarlos a todos, pero este libro incluye autores tan reconocidos como Carmen Boullosa, Wendy Guerra y Junot Díaz; de tanta trayectoria como Jorge Galán, René Rodríguez Soriano y Chiqui Vicioso; tan prometedores como Rey Andújar, Rosa Silverio y Frank Báez. Hay muchos premiados y de tradición académica, atrevidos y serios, tímidos y lanzados, cada uno dando testamento de su individualidad.

En la página 119
También lo digo porque yo hubiera leído -- es decir, que hubiera espiado hacia el interior de esas ventanas -- con gusto si no hubiera estado entre los favorecidos. Es un viaje de casa en casa al que vale la pena exponerse si uno es lector, aficionado o amante de la literatura y de las posibilidades de nuestro conglomerado cultural y lingüístico. Hay que pulir los cristales de esas ventanas y abrir puertas, porque hay mucho que falta por contarse para que empecemos a reconocernos a sí mismos más allá de los grandes nombres del latinoamericanismo de otras épocas. Esto solamente se puede lograr desde las variadas perspectivas de muchas voces, desenraizadas de los límites de su geografía.

Por ahora, podemos abrir las ventanas que nos presenta este libro de par en par.

4 comentarios:

El Bosco dijo...

Buena pinta tienen estas ventanas!

Unknown dijo...

Cada escena en la ventana viene montada en una perspectiva trazada por las experiencias, la época y el sentir del espectador. He aprendido que depende de eso para clasificar una acción o suceso. Lo que en mi tiempo era aceptado, ahora puede rechazarse. Por eso hay que escribir según somos y los lectores que tomen en consideración esa perspectiva o lo disfruten desde la de ellos. Siempre será una experiencia singular.

Sonia Tejada dijo...

Felicidades Víctor a ti, y los demás integrantes de la antología,
Gracias por presentárnoslo en Facebook a los que desconocíamos su existencia, y por reseñarlo en tu blog y abrirnos el apetito de la lectura.

¡Enhorabuena!
Abrazos,

Víctor Manuel dijo...

Hola, gracias por sus comentarios.

El Bosco -- Sí, y hay buen contenido más allá de las ventanas.

"Unknown" (aunque creo que sé quién eres) -- Me parece certero eso. Cada escrito corresponde a su tiempo.

Sonia, gracias. Siempre es bueno ese apetito.

Publicar un comentario

Gracias por su comentario. Aparecerá en esta página después de que sea aprobado por el moderador.