Variaciones de luz

10
lunes, octubre 17, 2011
Uno quiere escribir algo que diga, tal vez, de qué color es la mañana cuando irrumpe la luz y los adjetivos usuales --azul, púrpura o gris, por ejemplo-- no son suficientes.

Hay cielos que simulan la piel ceniza de un arándano, y sería impreciso --incluso injusto-- llamarles azules, púrpura o grises.

Al levantar la cabeza uno ve el tejido jugoso de un arándano.

Uno quisiera que fuera fácil triturar el teclado y esparcir frutos, hojas de arce en otoño, atravesar la crema porosa de la nieve, palpar pedacitos de cuarzo y caracoles resquebrajados con las palmas de los pies.

Pero la expresión es exigente. Pide la atención de un niño curioso. Pide heroísmo. Pide el tipo de orden que no viene con las horas y las medidas, sino que se parece más bien a una lluvia de fractales, orden en el caos, belleza en la irregularidad.

Es sublevarse y decir algo que tal vez no se entienda.

Sobre el autor

Víctor Manuel Ramos es un periodista y escritor bilingüe radicado en Nueva York. Se ha desempeñado como redactor para varios medios de publicación diaria en Estados Unidos. Es autor de cuento y novela y ha publicado los libros Morirsoñando: Cuentos agridulces y La vida pasajera.

10 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Yo lo entiendo en el sentido de la dificultad que tiene el escritor en revelar la realidad con sus palabras que se muestran claramente insuficientes. ¿Cómo describir con palabras un amanecer? ¿Cómo crear con nuestro lenguaje las sensaciones que produce o evoca dicho amanecer? ¿Cómo estar de guardia cuando eras soldado y apoyabas tu fusil de asalto en tu garganta y quitabas el seguro, y era la hora del amanecer en que deseabas vivir más que nunca, y disfrutabas cada instante de ese renacimiento, a la vez que coqueteabas con la muerte…?

    ResponderEliminar
  3. La mañana puede tener muchos colores. Eso es una realidad que no siempre todos la pueden comprender en esta realidad en que vivimos. Tendríamos todos que tener los mismos espejuelos microscópicos de emoción prendidos en la misma densidad y al mismo instante de vivencia. Pero que hermoso es poder plasmar la explosión de nuestro sentir en un lienzo de transmisiones que tantas veces se convierte en la traducción particular de cada espectador.
    Mis mañanas pueden ser dulces o agrias, las cuales las veo rosadas o verdes dependiendo de con quien las compartí. Solamente el sentimiento del instante puede traducir correctamente el significado de tal disfrute.
    Pero amigos, no importa. ¡Lo importante es el lograr sentir!

    Mariposa de Mayo

    ResponderEliminar
  4. Los que nos queda es el coqueteo con las palabras que nunca alcanzan a hacernos, ha hacer, a deshacer del todo. Sólo aproximación, y a veces, espejo.

    Pero el intento siempre vale la pena.

    ResponderEliminar
  5. Que difícil debe de ser para un escritor tener muchas ideas en la cabeza y no poder expresarlas, plasmarlas en el papel. Que difícil debe ser a veces encontrar las palabras adecuadas a algo que sientes dentro de ti pero que no puedes expresar sólo con palabras. A veces sería bueno que una palabra tuviera muchos matices y poder expresarte con ellos.

    ResponderEliminar
  6. Hola, gracias por sus comentarios, incluyendo aquellos que escribieron directamente. Voy a poner una nota para ofrecer esa posibilidad -- a los que no puedan comentar pueden enviar sus comentarios al correo que pongo en la barra derecha y decirme que los ponga aquí, y les ayudo con eso. Sus comentarios no son solamente para mí, sino para otros que nos leen (anécdota rápida: al ir a presentar el libro, me he encontrado con personas que leen este sitio hace años y no se animan a participar, pero me dicen que leen y siguen también a los que comentan aquí. Todo esto es una RED, una verdadera red, que es el sentido de inter-net, inter-red, no lo olvidemos).

    Joselu -- Tu última pregunta captura el asunto muy bien y comunica algo... El lenguaje es un punto de partida.

    Mariposa -- Que percibamos de manera distinta añada a la riqueza de vivir. Eso sucede también con lo que se comunica: quien lo recibe lo enriquece si llega a sentirlo. Por eso me encantan estos medios, porque en las respuestas crece lo que se ha dicho.

    Argénida -- Sí, coquetear --en el sentido de que es una forma juguetona de tener contacto con alguien-- es una buena forma de caracterizar lo que sucede cuando se trata de llevar la expresión más allá de la incomunicación.

    Lola -- Puede ser difícil si uno se empeña en ello, pero puede ser fácil, muy fácil... como una meditación o juego. Tal vez es otra cosa que falta y no meramente palabras, un asunto interior. Ahora estamos entrando a un plano en que ni siquiera plasmamos estos asuntos en el papel, sino en ese espacio ilusorio de los unos y los ceros.

    ResponderEliminar
  7. Victor mi secreto escondido es comenzaRRR... sin expectativas, sin ideas preconcebidas, sin fronteras o limites.
    La figura autoritaria interna que decide malo o bueno mandalo de compras al supermarket.
    No temas difuminarte en la nada = en el todo y escucha la idea que le dara forma a tus palabras, el resto es magia, crea tu propia magia.

    ResponderEliminar
  8. Ese consejo aplica casi en todo, Silvia. Lo estoy aplicando al día y, hasta ahora por lo menos, todo va bien.

    ResponderEliminar
  9. Estimado señor Ramos, quiero comunicarme con usted ya que usted me dejó una nota en mi blog referente a la literatura dominicana . Aprecio su comentario y quisiera saber de que manera nos podemos comunicar ya que escribo sobre la literatura dominicana, soy dominicana que vive fuera de la República. Me gustaría si le interesa que localice mi tesis doctoral titulada Las reescrituras griegas en el teatro dominicano del siglo XX . Esta en ProQuest. Si usted lee estó dejeme saber en mi espacio como podemos comunicarnos. Escribo en TExtale y en facebook. Mi nombre es Doris Melo , será un placer conocerlo. Saludos

    ResponderEliminar
  10. Hola Doris, sí, recuerdo tu sitio. Si miras al pie de la barra derecha en esta página encontrarás mi correo electrónico. Ahí puedes escribirme.

    ResponderEliminar