Academia Norteamericana de la Lengua Española declara mi novela «La vida pasajera» ganadora de su Primer Certamen Literario en Estados Unidos

2
jueves, junio 24, 2010
Este es el comunicado de prensa que emitió hoy la ANLE:


VICTOR MANUEL RAMOS GANA EL PRIMER CERTAMEN LITERARIO
DE LA ACADEMIA NORTEAMERICANA DE LA LENGUA ESPAÑOLA


NUEVA YORK (23/6/2010)


Víctor Manuel Ramos, escritor y periodista dominicano residente en Orlando (Florida), fue proclamado ganador del Primer Certamen Literario de la Academia Norteamericana de la Lengua Española (ANLE).

El jurado, compuesto por Rolando Hinojosa Smith, Víctor Fuentes y Mariela Gutiérrez, falló, por unanimidad, en favor de la novela La vida pasajera, que había presentado el autor con el seudónimo “Alvar de Marién”.

El director de la ANLE, Gerardo Piña-Rosales, anunció el fallo del Certamen ― cuyo tema era “La experiencia inmigratoria en Estados Unidos” ― y recordó que la Academia había instituido el premio conjuntamente con la Fundación Instituto Castellano y Leonés de la Lengua de Burgos, España, “para reconocer el talento de los escritores que escriben en español en Estados Unidos”.


El coordinador del certamen, Jorge Ignacio Covarrubias, secretario de la ANLE, anunció que el premio se otorgará en un acto público en el mes de octubre, en cuya ocasión se anunciarán las bases del segundo certamen literario de la Academia.

“Tanto el aspecto formal como la caracterización de personajes de La vida pasajera convencen al lector. La novela merece más de una lectura”, declaró Hinojosa-Smith, uno de los mejores novelistas chicanos, recientemente presentado por la ANLE para el Premio Cervantes.

A juicio de Mariela Gutiérrez, la obra de Ramos “es una excelente novela, con una sólida estructura y un estilo lleno de madurez literaria”. “Entre las varias virtudes que me llevaron a escogerla como ganadora se encuentran su hermosa narrativa poética y la virtud de hacer que el lector se inmiscuya en la trama desde el principio”, comentó la directora y profesora del Departamento de Estudios Hispánicos de la Universidad de Waterloo, Ontario, Canadá. “La vida pasajera ― afirmó ― es una joyita literaria que merece ser premiada y ante todo leída”.

Por su parte, Víctor Fuentes consideró digno de admirar en la novela “el lenguaje del autor que tan bien sabe combinar la objetividad en la descripción de lugares y costumbres, tanto en el lugar de origen como en el de la inmigración, con la subjetividad creadora que potencia poéticamente sus descripciones”. Para Fuentes, profesor emérito de la Universidad de California en Santa Bárbara, crítico literario y novelista, el autor de La vida pasajera “penetra con sutileza y agudeza en los motivos psicológicos de los personajes, captando ese ritmo propio e irregular de la vida que novela y que con tanto sentido de verdad se palpa en esta ficción novelesca”.

Víctor Manuel Ramos manifestó su satisfacción de haber triunfado en el certamen: “Es para mí ―declaró―una gran alegría y un honor recibir este reconocimiento de una organización a la cual respeto y cuya misión considero de inmensa importancia para el patrimonio cultural, no solamente de los hispanos en Norteamérica sino también de los países anglohablantes que nos acogen. Por otra parte, saber que mi novela va a ser publicada por la prestigiosa Fundación Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, de Burgos, me llena de orgullo”.

Víctor Manuel Ramos, que escribe para el Orlando Sentinel, ex redactor de El Daily News, El Diario/La Prensa y Newsday, y cuyos artículos han sido premiados por la National Association of Hispanic Publications, el Florida Press Club y la Florida Society of Newspaper Editors, se refirió a su novela diciendo que La vida pasajera “es una carta sentimental a mis orígenes, a mi madre, a mis abuelos, a mis tíos y tías, a mis primos y, en fin, a todos los que hemos vivido el trauma de la emigración y la experiencia de la inmigración. La experiencia migratoria es la última prueba en esa lucha existencial, donde unos sucumbirán, otros alcanzarán alguna medida de éxito y todos sabrán que fuerzas mayores que ellos tienen la última palabra. La vida pasajera es una saga familiar en la que caben historias inconclusas y cuyos verdaderos protagonistas son fuerzas que superan a los personajes, pero contra las cuales ellos no dejan de batallar con verdadero heroísmo”.


Comisión de Información
ANLE
www.anle.us

2 comentarios: