Todos somos periodistas

2
domingo, septiembre 09, 2007
Los ejecutivos de los diarios, emisoras de radio y cadenas de televisión se han dado cuenta de la revolución digital que se gesta con la propagación de las nuevas tecnologías.

Millones de personas en todo el mundo tienen acceso a computadoras y a la red de internet. Otros tantos tienen cámaras fotográficas, videocámaras y grabadoras de audio que procesan y archivan sus datos en formato digital. Muchos otros tienen la disponibilidad y el deseo de escribir, editar y conceptualizar los datos digitales.

Es por eso que hay una tendencia en los medios a solicitar que el público envíe su contenido. Todo ello es parte del impacto que ha tenido el surgimiento del internet en más o menos la última década. El concepto de editar y propagar información por computadora ha trascendido hasta los medios tradicionales, que se sienten amenazados por la ola de alternativas.

Hay blogs que compiten con los mejores periódicos en áreas especializadas. Muchos de los videos de zonas de desastres y noticias de último minuto aparecen primero o simultáneamente en lugares como YouTube. Cualquiera con un micrófono y un programa que se obtiene gratuitamente puede producir un podcast, el equivalente de un programa de radio diseminado por nuevos canales. Una sola persona con la disposición, los medios y el talento puede generar los tres tipos de contenido y propagarlos a miles, o hasta millones, de personas.

Esta nueva realidad es una verdadera amenaza para quienes tenían el monopolio de la información.


Tomemos el ejemplo de Yahoo! al incursionar en el área de distribuir y generar contenido. El sitio de noticias de esa compañía tiene más lectores que muchos de los periódicos más respetados del mundo. Hasta ahora usan los servicios de los cables de prensa y los enlaces a los sitios de esos periódicos, que ya ofrecen su contenido de manera gratuita en la red. Aparte de eso contratan a un periodista --sí, un solo periodista-- que hace reportajes en video y por escrito, diseminados con muchísimo alcance por las páginas de esa red. Él representa el nuevo modelo de multimedios, que el mismo sitio promueve en su nueva sección "You Witness News", literalmente "noticias de las que usted es testigo". Invitan a todos a enviar sus reportajes.

Seguirán existiendo los periodistas profesionales --aquellas personas que desarrollan sus destrezas de entrevista, investigación y presentación de la noticia y cuya profesión es su modo primordial de vida--, pero no es difícil pronosticar que el rol de los profesionales en el flujo de la información se reducirá de manera considerable.

Los periodistas aficionados tendrán mayor influencia en qué es noticia, un cambio que puede tener ramificaciones posítivas en la democratización de los medios, pero que también pueden llevar el contenido a nuevos niveles de sensacionalismo y su propagación a mayores lapsos de ética. Ya hay, de hecho, blogs que escriben artículos a cambio de pago por las compañías cuyos productos se promueven en ellos.

Por su parte, los medios tratan de capitalizar en el asunto, persuadiendo a miles de personas a que les provean contenido de manera gratuita.

Ahora todos somos periodistas.

Sobre el autor

Víctor Manuel Ramos es un periodista y escritor bilingüe radicado en Nueva York. Se ha desempeñado como redactor para varios medios de publicación diaria en Estados Unidos. Es autor de cuento y novela y ha publicado los libros Morirsoñando: Cuentos agridulces y La vida pasajera.

2 comentarios:

  1. No estoy de acuerdo en que todos somos periodistas. Tengo una disonancia cognitiva en cuanto a este tema. Creo dos cosas totalmente distintas lol Es decir, que el periodismo ciudadano puede llenar esos espacio que deja el periodismo tradicional, cada vez más dominado por los intereses económico de las agencias de noticias, que hoy son otras corporaciones más. Por otro lado, creo que el entrenamiento de un periodista lo posiciona en un lugar de privilegio para desempeñar su trabajo de una manera que la persona promedio no puede.

    Y en cuanto a los blogs, dejaré de escribir en mi blog el día que me cansé. Jamás lo he hecho por moda, cuando empecé a escribir mi blog, simplemente, cambié de herramienta, ya no usaba tanto la libreta, y compartía lo que escribía con los otros navegantes que andaban por el Internet.

    Gracias por esta entrada. Me gustó :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sonia. Sé que llegaste aquí por mi nota reciente sobre el cambio que se ha dado con la popularidad de los blogs, pero te respondo aquí porque aquí está tu comentario. No veo mucho el desacuerdo. También veo dos formas de periodismo que se complementan. Sigo diciéndolo y tal vez no he acertado más que cuando puse ese título, ahora todos somos periodistas.

      Eliminar