Palabras que muerden: la poesía de Ambroggio.

4
lunes, febrero 23, 2009
Recibí por dos vías un nuevo libro de poesía que se titula «El cuerpo y la letra. La poética de Luis Alberto Ambroggio», un autor que desconocía.

Es un tomo enjundioso --editado por la Academia Norteamericana de la Lengua Española-- que reúne tanto los versos de Ambroggio como ensayos críticos de su obra.

Encuentro en estas páginas una poesía seria y pulida que habla de esa lucha anónima que se da entre los habitantes de dos culturas, como reclama el autor en «Don de lenguas».


Me habitan dos lenguajes enemistados;
me siento esclavo en mi propia carne.
Desheredo las palabras dulces,
obedezco y me rebelo ante órdenes
que me desprecian con sílabas mortales
y huelo a gritos discordantes
como pan quemado.


Los versos de Ambroggio, como él mismo dice en uno de sus ensayos, están hechos de “palabras que muerden, que tocan, que cantan, que defecan” para un hombre que busca en ellas su realización.

Sobre el autor

Víctor Manuel Ramos es un periodista y escritor bilingüe radicado en Nueva York. Se ha desempeñado como redactor para varios medios de publicación diaria en Estados Unidos. Es autor de cuento y novela y ha publicado los libros Morirsoñando: Cuentos agridulces y La vida pasajera.

4 comentarios:

  1. Parece uno de esos reviews Borgesianos de un autor que no existe. Ese apellido de Ambroggio, hasta parece inventado.

    Por suerte Google no existía en los tiempos de Borges y él podía salirse con la suyas en esos ensayos.

    Uno se siente identificado con eso que dice, especialmente cuando uno se pasa días utilizando una lengua y la otra no, o cuando quiere decir algo y no encuentra las palabras para traducir lo que se piensa.

    Saludos brother.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Víctor Manuel.

    No conozco a este autor pero me han gustado mucho los veros que aquí pones. Nos dan la idea de ese autor pulido del que hablas.

    Gracias por este acercamiento. Como una consumidora fiel de la poesía, te puedo asegurar que procuraré conocerlo más a fondo.

    ResponderEliminar
  3. No sé qué significa para ti pulido, pero con el significado que yo le doy, no me parece que este autor, al que no conozco, sea así. Sí que muerden sus palabras, poseen ese contenido semántico espeso y contundente que no deja lugar a interpretaciones blandas. Pero algo hay de ese "fluir de la consciencia" de los 70, que deja un hueco en la profundidad de lo que dice.
    Bueno, a esta hora no me explico muy bien.
    Muchos saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola a todos.

    Baakanit -- Bro, gracias por la comparación. Quisiera yo. Me gustó este poema que puse, tan mordaz en su simpleza.

    Rosa -- Esa es la idea, Rosa. Como dije, no le conozco, pero a juzgar por su libro es alguien que viene escribiendo hace tiempo y tiene su estilo bien formado.

    Manuela -- Hola. Usé la palabra "pulido" en el sentido de limpiar y dar brillo, como aquella expresión de la academia. Al leer los versos tengo la clara impresión de que hay mucho cuidado del lenguaje... Ah, y creo que te entiendo bien.

    ResponderEliminar