16 de noviembre de 2008

Huckleberry Finn

Si rompes el relato en pedazos encontrarás algo que no parece mucho: joven blanco huye de la tiranía de su padre borracho, se encuentra con esclavo negro que también huye, los dos escapan río abajo, conocen otros que huyen, y después de tanto huir resultan libres.

¿Qué hacer al tener la libertad? Encontrar otra razón para huir de nuevo.