El porqué de la literatura

6
sábado, septiembre 06, 2008
Escribir literatura es filosofar sin perder en la expresión el sentido de la belleza. ¿Quién podría decir que las grandes obras literarias no son un reflejo, si no una expresión y divulgación, de principios filosóficos? Las historias son, desde el principio, la manera en que el ser humano se ha explicado el universo y a sí mismo.

Recordemos que "En el principio era el verbo..."

Hay una tendencia posmoderna a creer que se puede escribir sin decir nada, con el solo objetivo de entretener. Pero, aun cuando es sin intención, hay mucho de filosofía en lo literario. El mismo intento de negar cualquier significado ulterior es un ejercicio retórico para una visión de la vida.

Y lo más delicioso del ejercicio literario es la confluencia del arte con el pensamiento profundo, un casamiento extraordinario entre la imaginación, el razonamiento y la aprehensión emocional de las cosas.

Algunos ejemplos.

Franz Kafka nos dejaba una declaración existencial al narrar:

"Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto".


Fiódor Dostoievski nos hablaba del castigo inherente en el crimen mismo en su "Crimen y Castigo," como sugería en las situaciones de su novela y las palabras de su hostigado personaje:

"-¿Compadecerme? ¿Por qué me han de compadecer? -bramó de pronto Marmeladof, levantándose, abriendo los brazos con un gesto de exaltación, como si sólo esperase este momento -. ¿Por qué me han de compadecer?, me preguntas. Tienes razón: no merezco que nadie me compadezca; lo que merezco es que me crucifiquen. ¡Sí, la cruz, no la compasión...! ¡Crucifícame, juez! ¡Hazlo y, al crucificarme, ten piedad del crucificado! Yo mismo me encaminaré al suplicio, pues tengo sed de dolor y de lágrimas, no de alegría. ¿Crees acaso, comerciante, que la media botella me ha proporcionado algún placer? Sólo dolor, dolor y lágrimas he buscado en el fondo de este frasco... Sí, dolor y lágrimas... Y los he encontrado, y los he saboreado. Pero nosotros no podemos recibir la piedad sino de Aquel que ha sido piadoso con todos los hombres; de Aquel que todo lo comprende, del único, de nuestro único Juez".


Y qué del Pedro Páramo de Juan Rulfo y sus exploraciones por las veredas de la muerte:

"Fui andando por la calle real en esa hora. Miré las casas vacías; las puertas desportilladas, invadidas de yerba. ¿Cómo me dijo aquel fulano que se llamaba esta yerba ? " La capitana, señor. Una plaga que nomás espera que se vaya la gente para invadir las casas. Así las verá usted".


Es evidente. La mejor literatura nos habla sobre las inquietudes más profundas del ser humano, y esta es la razón primordial para leerla -- y escribirla.

Sobre el autor

Víctor Manuel Ramos es un periodista y escritor bilingüe radicado en Nueva York. Se ha desempeñado como redactor para varios medios de publicación diaria en Estados Unidos. Es autor de cuento y novela y ha publicado los libros Morirsoñando: Cuentos agridulces y La vida pasajera.

6 comentarios:

  1. Y que es la literatura sino un arte para decirnos y decir como se ve el mundo desde nuestro balcòn? Eso es filosofar.

    Abrazos. Una pregunta? Donde puedo encontrar tu libro aqui en RD?

    ResponderEliminar
  2. Cuando leo literatura auténtica -la que también es belleza y filosofía- tengo que hacer un esfuerzo importante. A veces no es fácil. Cada frase, cada imagen, están cargadas de sentido. No se puede pasar por allí apresuradamente. El escritor que lo redactó dejó allí su vida. Ello se distingue de los libros de entretenimieno (para otros momentos)en que se pueden leer distendidamente, como si bebieras agua. Quizás por eso la verdadera literatura no tiene tantos lectores como los otros libros.

    ResponderEliminar
  3. El porque de lo que nace tal vez no se sabe cuando se comienza a escribir. Pero se descubre en el proceso si se mantiene la puerta del conocimiento abierta, dándole paso a que las ideas se dirijan a nuestra enseñanza.

    ResponderEliminar
  4. Tres magníficos ejemplos de buena literatura. Cuando se escribe desde dentro, salen a la luz las preguntas e inquietudes comunes a la gente,las grandes cuestiones,esas que la literatura (y los audaces artistas que la cultivan) logra a veces entrever entre la maraña de la común existencia.
    La Literatura es la Vida.

    ResponderEliminar
  5. Excelente entrada, Víctor Manuel.

    Me ha gustado muchísimo, en especial porque has puesto tres ejemplos de tres autores que son de mis favoritos y de tres libros que puedo decir cambiaron mi vida, me tocaron hondamente, y me acercaron mucho más a la literatura. Tres autores valiosos y tres libros imprescindibles.

    Yo también creo que la literatura, la que permanece, es aquella que habla de esas cosas que inquietan al ser humano, de nuestras preocupaciones más profundas.

    Abrazos.

    P.D. Ante la pregunta de Argénida, deberías poner tu libro a la venta acá también. Por lo menos mandar algunos ejemplares a la Librería Cuesta o a La Trinitaria.

    ResponderEliminar
  6. Hola amigos. Gracias por sus comentarios.

    Argénida -- El mundo desde nuestro balcón, o patio, o aposento... Así como dices. En cuanto al libro: no tengo idea de dónde lo puedes obtener en RD, porque es cuestión de que cada librería lo escoja de un catálogo. No hay presupuesto para mercadeo. En pocas palabras, la manera que sé en que se puede obtener es por internet, aunque hay dos o tres librerías donde me han confirmado que lo tienen. Creo que me quedan algunos libros por ahí. Comunícate por e-mail a ver qué podemos hacer.

    Joselu -- Entiendo lo que dices, pero a la vez me pregunto si tiene que ser así. Más bien me parece que esos libros tienen sus momentos, y que si empiezas a leer uno de esos cuando estás receptivo no te cuesta hacerlo.

    Flor de Mayo -- Es cierto: no siempre se es consciente a nivel superficial, pero hay un impulso fuerte que es otra forma de saber, quizás más profunda.

    Franjamares -- Te sigo leyendo: el asunto, según lo veo, es la honestidad; no escribir para llegar a cierto público por otras razones impuras.

    Rosa -- Gracias, igual aquí. En cuanto a llevar el libro allá, quisiera, pero la verdad es que hasta desconozco las librerías clave. Estoy fuera del país desde mi adolescencia, aunque no el país fuera de mi.

    ResponderEliminar